'> expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

jueves, 17 de noviembre de 2011

El aeropuerto

Recuerdo el último día de nuestro primera verano juntas, cada una ya teníamos que marcharnos a nuestras casas, así que antes de ir al aeropuerto pasamos por la playa y nos sentamos sobre un muro de espaldas al mar. 
Irene pasó su brazo sobre mí para abrazarme y me quedé mirándola, me daba una lástima tremenda decirla ''hasta la próxima''.
Cogió un rotulador negro que tenía guardado en mi bolso, y escribió en mi brazo te amo Patty, luego puso 11-10-09  y 24-8-10 que fue el primer verano que pasamos juntas.
Nos empezamos a pintar todos los brazos con corazones, te quieros y miles de te amo y no te olvidaré.
La miré a los ojos y prometimos volver a vernos y nunca dejarnos, nos besamos y volvimos a abrazarnos.
Nos dirigimos hacia el aeropuerto y una vez allí dentro nos miramos, miré abajo y tenía su mano agarrada de la mía, en menos de media hora nos tenía que dar tiempo de despedirnos por completo. Me senté en uno de los asientos y ella se tumbó poniendo su cabeza sobre mis piernas, la acariciaba el pelo y la decía cuánto la quería, es que era tanto...
Se incorporó y empezó a besarme y hacerme cosquillas, quería hacerme reír porque ya sabía que acabaría triste y llorando, y me hizo un chupetón en el cuello que me hizo mucha risa verme todo el cuello morado.
La abracé como nunca, era tan tan bella hasta para despedirse.


Llegó la hora. Ya tenía que irse en unos minutos y la acompañé hasta la puerta para dejar el equipaje y entrar en el avión.
Estaba lleno de gente, y delante de todos la besé y la dije que la amaba, que nunca se separase de mí, que nos volveríamos a ver. Y ella me abrazó y vi como lágrimas caían sobre sus mejillas.
Yo lloré al verla así, y no pude contener llorar yo también, la abracé tan fuerte como pude.


Último abrazo. Se iba alejando, ya pasó el detector de metales e iba a adentrarse al avión, yo me di la vuelta para irme, tenía que volver a casa.
Pero quise darme la vuelta de nuevo y me giré para ver si ya se había ido, y ahí la vi, parada entre toda la multitud con su mirada fija en mí, llorando.
Corrí de nuevo hacia allí y la grité que viniera, pasó por debajo de las cintas que prohibían el paso corriendo para venir a mí y me abrazó tan tan fuerte que casi podía oír como latía su corazón de rápido.
La volví a besar, pero no podía quedarse ahí durante mucho tiempo, ahora sí que debía irse.
Me dijo que no quería coger el avión y volver a Madrid y la pedí que se quedara, que no podía estar sin ella un día más, pero no... Era totalmente imposible.

Todo el mundo nos miraba con emoción, fue precioso vivir una escena tan bella, y escenas como esas son la que nunca olvidaré.



He vuelto, pero no para quedarme

Hola de nuevo, hace días, o meses que no escribo pero tengo mis razones, una de ellas es que acabó lo que se daba. Completamente. No escribiré más -seguramente-, ha sido un placer para todos vosotros escribir y exponer mis sentimientos y que millones de personas lo hayan leído, no he hecho mejor cosa en mi vida que esto.
He pensado algo, y es que aunque ya no sienta lo mismo ya que lo mejor es olvidarla por mi bien,  es seguir escribiendo en el blog pero no de decir que la amo y que la echo de menos, no escribiré eso cuando no lo siento, sino de decir los días que pasé con ella, y nuestros encuentros, ya que me han pedido que no deje de escribir en el blog y sé que hay personas que necesitan leer mis textos de los cuales muchos se sienten identificados.

Gracias por seguir leyéndome, pero no escribiré tanto como antes, sino menos...
Necesito evadirme por completo de ella.

¡Besos!

miércoles, 26 de octubre de 2011

Me daré la vuelta, te encontraré tras de mí, me mirarás y dirás:
- No te preocupes, he vuelto.
Soltaré lágrimas de la emoción, me acercaré a ti y te responderé:
- No has vuelto, porque nunca te has ido.

sábado, 22 de octubre de 2011

¿Qué ocurre, qué pasó?
Que lo que un día comienza algún día debe de acabar,
quedarse en el olvido y tenerlo que recordar,
de nada sirve volver atrás,
si algo queda lejos mejor no regresar.
Aunque eches de menos sentimientos pasados,
aunque necesites volver a sentir un abrazo,
quedarte con el tacto de aquellos besos,
no me importa que ya no regreses,
yo hace tiempo que ya he vuelto.


No espero, ni tan siquiera te necesito,
quédate con que una vez me tuviste,
y ahora para ti ya ni existo.
¿Qué ocurre, qué pasó?
Que lo que una vez tuviste y descuidaste al tiempo se te olvidó.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Me ilusiono tanto con falsas esperanzas que cuando suena el teléfono aún corro emocionada a él esperando que seas tú...
Sé que nunca llamarás, pero me gusta imaginar que sí.
Me tengo muchísimo asco aveces,
ojala fuera la persona perfecta de la cual te fijaras...
Ya nada sin ti tiene sentido.

Besos

De los miles de besos que nos dimos sólo recordaré uno como el mejor,
el primero.


Recuerdo cada uno como si se tratara de ayer,
hecho de menos que me despiertes por las mañanas con un ''buenos días bubú'',
hecho de menos que desayunáramos galletas integrales con leche,
hecho de menos ducharnos juntas y molestarte echándote el agua en la cara,
hecho de menos que contigo todos mis recuerdos fueran bonitos y mis momentos más divertidos,
hecho de menos que me cogieras en brazos y me pasearas así por cualquier sitio.
Hecho de menos jugar a perseguirte en la piscina,
hecho de menos también que me compraras pulseras en los puestos de la playa,
hecho de menos que en este preciso momento esté llorando por recordar todo esto y no estés tú para darme un abrazo que me calmara...
No entiendo porqué te fuiste, pero hay momentos en los cuales creo que sigues conmigo...


martes, 27 de septiembre de 2011

No importa


No importa la distancia ni los abrazos que se quedaron atrapados en ella.
No importa los besos que nunca se dieron entre tantos kilómetros,
no importa las palabras que faltaron por decirnos, no importa.
Tampoco me importa que me odies, yo no te odio, jamás haría eso.
No importa que insinúes que no me quieres, prometiste no olvidarme nunca,
sé que cumples tus promesas.
No importa que pensaras que yo no te quería, ¿realmente creíste algo tan imposible?
No importa que lejos de mi mano te halles tú, no te la quitaré, no quiero soltarte nunca.
No importa que de un beso se sumaran mil más, aún siento el tacto de ellos.
No importa que rompieras las reglas de ''quiero un futuro contigo'',
aún sigues en mi presente.
No importa que de mi ayer se encuentre un recuerdo, las mil veces que me acordé de ti.
No importa que el sol no salga mañana día,
es que tú al abrir los ojos el sol siente celos.
No importa nada, nada me importa, sólo importas tú.
No importa que alrededor de 1.780 kilómetros se separen nuestros caminos.
Dime, ¿crees que me importa?
No importa, sé que yo estuve en alguno de tus más de doce millones de pensamientos.
No importa que mañana no me quieras, ni hoy ni nunca, un día lo hiciste.
No importa que me tumbaras sobre la arena y me besaras,
y a día de hoy me olvidaras por completo.
No importa que de mil canciones que te dediqué sólo oyeras dos,
lo que tenía que decirte lo expresaron mis ojos al mirarte.
No importa que de un beso tuyo entristeciera tras saber que luego
vendría un abrazo de despedida.
No importa que al recordar tu primera llamada del 13 de Septiembre
mi oídos aún crean apreciar tu voz.
No importa que me odies, de verdad... No importa.
Tan sólo me importa no pensar en un final sin ti.



lunes, 26 de septiembre de 2011


NO TODO ES PARA SIEMPRE,

PERO JAMÁS HAY QUE DECIR NUNCA.

I wont let you go



Cuando estés triste no te olvides de que puedes tomar mi mano,
cuando te sientes mal solo recuerda, no voy a dejarte ir.
Cuando te estés ahogando y estés desapareciendo
supiste que siempre estuve esperando y no voy a dejarte ir. 


Cuando dije siempre yo sé que significa para siempre, y no te defraudaré. 
Puedo estar siempre, estaré siempre cerca.
Cuando estás solo y hace frío y no hay nadie para abrazar,
cuando te sientas perdida y no hay ningún lugar, no voy a dejarte ir.


No sé deshacerte de mi vida, sería como cortarme la respiración,
No eres un final en mi vida, eres un punto y seguido,
No puedo decirte ''hasta nunca'' si ni siquiera quise decirte ''adiós''.



Y es por eso que te quiero.





sábado, 24 de septiembre de 2011

Playa, noche y stand by me.

Esa noche la playa tenía una magia especial, brillaba más que nunca, ¿o eran sus ojos?
Me perdía en ellos, cuanto más tiempo permanecía observándola más naufragaba.
Nunca había sentido ese hormigueo en el cuerpo que recorre tu espalda, tu cuerpo y tu cuello hasta alcanzar la médula.
Esas ganas no se iban ni aunque la marea subiera a despertarme de aquello que parecía
ser un sueño.
¿Porqué tenía que tenerla frente a mí, tan sumamente perfecta?
Parecía que había retrocedido todos mis años atrás, sin saber hablar, olvidé como se hacía.
No decía nada, absolutamente nada...
Me llevó hacia las hamacas, ella se tumbó boca arriba y yo sobre ella, mis brazos rodeaban su cuerpo y en algún momento mis manos rozaban
su dulce cara, y la besaba la barbilla, el cuello, los labios...
Era tan dulce como la misma palabra.
Mientras permanecía tumbada sobre ella sonaba la hermosa canción ''Stand By Me'',
fue casualidad que sonara mi canción preferida junto a mi chica preferida y en
el momento perfecto.
Parecía que esa noche el mundo se estaba poniendo de mi parte.
La canción parecía explicar lo que mi mente reflejaba, la letra dice:

"Cuando llegue la noche y se oscurezca la tierra y la luna
sea la única luz que veamos,
no tendré miedo mientras estés conmigo.
Si el cielo que vemos temblara y se cayera y las montañas se desmoronasen
sobre el mar, si no pudiese llorar, no derramaré un sola lágrima
mientras estés conmigo.
Y siempre que estés en un apuro y no quieras estar a mi lado,
quédate conmigo"


Me fije en ella un segundo y ahí estaba, mirándome, pidiendo que me acercara
más a ella para besarme.
Nuestros besos no duraban segundos, ni minutos, ni siquiera horas.
Duraban toda una vida, un mundo, me sentí como un fénix reviviendo
de entre sus cenizas, y no exagero... Nunca había sentido ni vivido nada igual.
Y así fue una de mis noches más perfectas, o recuerdos...
¿O quizás todo lo que he vivido con ella ha sido perfecto?
Yo aún no le encuentro explicación, la vida con ella era perfecta,
antes no sabía el significado de esa palabra, ahora lo sé; era ella.

Mi mente eres tú

Mi mente se divide en dos partes; una parte eres tú, la otra nosotras.



           Cuando se siente amor se siente con el corazón y el alma,
no eres consciente de cuántos kilómetros te separan de la otra persona.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Una noche en la playa



Estaba aquella noche en la playa sentada junto a ella sobre la arena frente al agua,
mientras mirábamos como planeaban el vuelo los pájaros sobre la orilla.
Mi nerviosismo me impedía mediar palabra, deseaba pedir que me besara
o hacerlo yo sin más. Pero sentía que no podía, la escena era demasiado bella
para interrumpirla cerrando los ojos por minutos que durase el beso.
Era imposible negar que luego fuera ella quien me lo pidiera,
pues lo deseaba más que nada, y se acercó a mis labios y los sentí en mí.
Cuando me abrazó y besó ahí mismo el mundo se me hizo pequeño, creía ser la única persona en todo el mundo que en ese instante existía, pero a su lado.
Nos fuimos a las hamacas y me quedé ahí dormida arropada por ella mientras me decía cuánto me quería.
Oía como me hablaba y me hacía la dormida para no separarme ni un milímetro de su piel.
En verdad estaba emocionada y con las lágrimas fuera de los ojos, me sentía más feliz que nunca.
Cuando recuerdo esa imagen es como sentirla de nuevo, volver a revivirla y creerme que se repite.
¿Cuántos momentos existirán así?


Ninguno...


Pues son momentos tan únicos como ella lo fue esa noche.





martes, 20 de septiembre de 2011

¿Sabes?

Eres resultado de esas preguntas sin respuesta,
eres lágrima de felicidad por recordar momentos pasados a tu lado,
eres esa sonrisa ilógica al pensar en tu rostro,
eres la belleza personificada, eres...
¿Sabes qué?
Eres todo lo que tuve y querré volver a tener toda mi vida.
Eres todo lo bonito del mundo en un mismo ser.


viernes, 16 de septiembre de 2011

Cuando amas y odias

Cuando amas a una chica maravillosa pero a la vez tan despreciable...
A ver, actúa así. Lo tienes fácil, y aunque te duela es la verdad,
aveces tenemos que escucharla aunque ni veamos, 
no te quiere como tú a ella, si ha hecho eso es que poco sentía por ti.
No le ha costado nada desprenderse de ti para irse por completo.
Así que con más razón te digo, tú la amas, le has dado todo cuanto has podido,
siéntete feliz y a gusto porque lo has hecho y dado todo.
No te han correspondido, no han sido justos contigo, no pasa nada.
Sigue de frente con la cabeza bien alta y ya vendrá la persona que merezca tu atención
y que te acompañe cada minuto, que te huela y se le salten las lágrimas de felicidad.
Pero desde luego, esa chica no es esa persona, esa persona no te habría hecho eso.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Un mensaje

Un día como siempre me conecté al Twitter y vi que tenía un mensaje.
Era de Irene, decía lo siguiente...
 Me sorprendí que me enviara ésto, después de tantos meses que pasamos sin hablarnos y sin saber nada la una de la otra.


<< Lo único que quería decirte era que bueno, después de todo lo que pasó,
que no fue poco y lo siento, pues me marcaste mucho porque contigo era muy feliz.
Y bueno... Sólo decirte que no me arrepiento de nada de lo que pasé contigo,
y aunque no espero respuesta, sólo quería que lo supieras, que no te he olvidado >>

Eres una droga


Miro tu imagen, sonriendo, feliz, y una mueca de lo que
podría ser una sonrisa se asoma en mis labios.
¿Cuál es el poder que tienes sobre mí?
No lo sé, y lo más probable es que nunca lo sabré.
Simplemente no puedo estar triste si te estoy mirando.
Y a veces, sinceramente te odio por eso.
Es tan injusto.
A veces necesito sentir tristeza, ¿sabes?
Es parte de todo aprendizaje y sin embargo siempre
estás tú ahí, en mis paredes, sonriéndome con esa dulzura
que sólo he visto en una persona; tú.
Esa dulzura que me hace olvidar por un segundo, aunque sea sólo uno,
que tengo una vida y que ésta apesta.
Eres como una droga, ¿sabes porqué lo eres?
Porque me haces pensar en que todo está bien.

For you


Y aquel día que te vi y conseguí abrazarte después de tanto tiempo jamás lo olvidaré...
Jamás dejaría que te alejaran de mí para siempre, contigo existe todo lo bello de este mundo, sin ti no se hace posible la vida.
No sabes las ganas de tenerte frente a mi de nuevo y sentirte tan cerca, verte tan bonita como siempre, besarte y abrazarte, sentirte... 
No sabes cuantas ganas tengo de ti.

Te amo más de lo que las palabras puedan decir  ♥

jueves, 25 de agosto de 2011

Echo de menos

Hecho de menos mis momentos divertidos contigo, eras la mejor...
Eras incluso mejor que nadie, porque me hacías reír mucho, evadirme de cualquier problema.
Ahora mi problema es no reírme con tus gracias y nuestras tonterías, los chistes de rubias,
Echo de menos la Irene tan divertida, quien me dejaba hacerle cosquillas en el cuello
y decía que parecía un conejito.
Echo de menos cuando me llamabas Bubú, me encantaba que me llamaras así.


               Echo de menos esos momentos tan divertidos contigo.



Me encantaría que oyeras esta canción, que entre tantas cosas me recuerda mucho a ti.
Te quiero.

domingo, 21 de agosto de 2011

Aveces ...

Aveces pienso que quererte demasiado se me escapa de las manos ...
Aveces tengo miedo de no salir adelante por mí misma, dependo mucho de ti, 
más de lo que te imaginas.
No quiero que la vida sin ti se me haga más difícil de lo que ya es, pero no lo consigo,
he llegado a darme tanta pena que sólo deseo desaparecer de todo y no existir,
ojala fuera así.
Aveces siento como si mi vida fuera una banda sonora, siempre triste, y cuando suena apareces tú en mi cabeza con una melodía más alegre, y me hace recordar lo feliz que fui
a tu lado por años.
Esos recuerdos son los que me hacen salir adelante...
Porque me imagino que los estoy viviendo de nuevo.

lunes, 15 de agosto de 2011

I love you




                                       



martes, 9 de agosto de 2011

Dime


No importa cuántas veces me dijeras que querías marcharte,
no importa cuántas veces respiraste aún sin poder respirar,
no importa cuántas noches te tumbaste completamente despierta
a la espera del día de mañana y volverme a mirar.
¿Adónde fuiste, de nuevo te irás?
Dime ¿porqué siempre te marchas cuando más me haces falta?

No importa cuántas veces nos hayamos visto, ninguna vez la olvidaré,
no importa cuántas mentiras hayan habido, por ti de mi mente las borré,
de tu existencia nunca me arrepentiré, dijimos que era para siempre y así no fue,
Dime, ¿porqué dejamos ésto, si nos hacía más fuerte de lo que podemos ser?



sábado, 6 de agosto de 2011

Un vuelo hacia Madrid

Hoy me he despertado por la mañana, desayuné, me vestí y me despedí de mi madre,
su beso me transmitió un ''hasta pronto'' antes que a una triste y simple despedida.
Me dirigí a la puerta para salir por ella, recogí mis maletas y dejé caer un alegrado adiós
mientras mi madre me ayudaba a bajar el equipaje.
Se me hacía extraño pensar que me marcharía de la isla, un vuelo con ida pero sin vuelta hacia Madrid.
Apresuré mi marcha hacia la parada de autobús y esperé a que llegara el mío.
No tardó ni un cuarto de hora en aparecer, me subí y me senté en la última fila de asientos.
Puse mi música en alto para evadirme del ruido ajeno de los viajeros,
oía ''Love is my disease'', de Alicia Keys.
Divisé por la ventana el aeropuerto, paró el autobús; ya llegó mi parada.
Bajé y me dirigí a dejar las maletas en la cinta de equipaje y subirme al avión,
y nada más recorrer el pasillo los nervios viajaron por mi cuerpo.
Me senté al lado de la ventana ya que me encanta admirar el cielo,
justo donde me encontraba en ese momento, flotando en él, en todos los aspectos.
Estaba en las nubes, me sentía tan libre... Volaría hacia ella, y aterrizaría en sus brazos.
Y con ese pensamiento me quedé profundamente dormida...

No sabía cuantas horas llevaba durmiendo, desperté en cuanto el avión aterrizó,
recogí mis maletas y salí afuera.
Ya me encontraba en Madrid, adoro esto, sinceramente...
Qué bello es todo, el olor a verano...
Bienvenida a Madrid.
Me sentía una persona totalmente distinta, había conseguido lo que más quería
en el mundo con un simple chasquido de dedos. Podría ver a Irene cuantos días quisiera,
sin dejarla sola nunca más...


Qué pena que esto no haya ocurrido,
ya que los sueños sueños son, y con ellos las ilusiones crecen.
Pero sólo me queda soñar, soñar hasta que todo se cumpla.
Ojalá ocurriera... Ojalá las maletas esperaran en mi puerta con un vuelo hacia Madrid,
verla todos los días que quisiera, nunca esperar meses para volver a encontrarnos,
y nunca más decir ''hasta la próxima vez que nos veamos, Irene'',
sino cambiarlo por un ''hasta mañana, te quiero... Y mucho''


domingo, 31 de julio de 2011

El columpio y sus besos

¿Alguna vez habéis sentido esa extraña sensación de cosquilleo
y nerviosismo a la vez en el cuerpo?
Yo lo sentí cada vez que ella me besaba este verano.
Una noche de fiesta estábamos ambas sentadas en un sillón columpio,
cada una miraba a un lado, yo pensando si salir a bailar o seguir sentada a su lado.
Las luces del sitio eran muy luminosas, hacían el momento más bonito.
Se me acercó al oído y me preguntó ''¿qué te pasa?'', yo le respondí que nada, que estaba bien.
Se me acercó muy cerca a mí, muy lento, y rozó sus labios con los míos,
me besó unos largos minutos.
Sinceramente, nunca había experimentado una sensación tan extraña y nueva en mí,
seguía en sus labios y la besé de forma muy dulce.
Besa tan bien que se vuelve adictiva.
Metió mano por mi pantalón, pero la paré, el momento era tan bello para mí
que no quise dejarme llevar por sensaciones diferentes.
Me llegué a emocionar tanto que sentí la necesidad de llorar,
llorar del logro que sentí al conseguir que me besara poniendo mi cara de preocupación
para que volviera a preguntar ''¿qué te pasa?'', aunque no me pasara nada,
pero era la forma perfecta para que ella se acercara a mis labios.
Aún al pensar en ese momento siento ese afamado cosquilleo,
es una sensación parecida a llegar al cielo y caer de él en segundos,
notando el aire agitando tu cuerpo.
¿Porqué me pasaba esto? Era tan extraño y conmovedor...
Sus manos sostenían mi cara centrándola más a la suya, acariciándome el pelo,
introduciendo sus manos por debajo de mi camisa blanca.
Tenía una conmoción y excitación en el cuerpo increíble,
sentía tantas ganas de desnudarla y besarla todo lo que quedaba de noche.
Me atrajo más que nunca... Más que nunca.

viernes, 29 de julio de 2011

Y aún sigo preguntándome,
¿porqué te querré tanto, si no te veo?
Dicen que el amor es ciego,
y es por eso que cuando no te veo, es cuando más te siento.

lunes, 25 de julio de 2011

Feliz cumpleaños

El 24 de Julio fue el 19 cumpleaños de Irene.


Llevo conociéndote largos años, desde el 10 de Septiembre del 2009,
y siempre has significado alguien enorme en mí, siempre hemos estado juntas
-a pesar de tantas discusiones-, siempre nos hemos ayudado, y a pesar de todo
aún seguimos siendo esas grandes amigas que en su día empezamos a ser.
No he de mentirte, para mí no tan sólo eres una amiga, eres mayor que ello,
la persona más importante que deseo llevar de por vida conmigo, pero como es evidente,
de ilusiones se vive.
Empezamos una relación cuando yo tan sólo tenía 15 añitos y tú 17
¡y míranos ahora! más mayores y felicitándonos por nuestros próximos cumpleaños.
Y aunque no tengamos esa relación nos queda nuestra amistad, que a su vez es preciosa.
Gracias por dejarme estos años a tu lado, sin separarte de mí aunque te haya odiado
pero sobretodo querido, que nos hayamos alejado un poco pero nunca separado por completo...
Pero tú siempre sigues y seguirás aquí 
Te quiero más de lo que nadie te pueda querer jamás, espero que sigamos cumpliendo años juntas, eres la mejor en serio; la mejor.


Happy birthday, I love u so much

sábado, 23 de julio de 2011

Far away from here, close to me ♥

La distancia no es un obstáculo,
  pero es un hermoso recordatorio de lo fuerte que el amor verdadero puede ser 
  

viernes, 22 de julio de 2011

No sé que causas en mí... Pero me encanta

Atravesé las barreras para buscar dónde estarás,
permanecí en silencio pensando si volverás,
derribé los malos recuerdos sin dar marcha atrás,
sólo quería volver a verte y besarte así sin más.


Imaginé cómo sería vivir sin respirar,
evidentemente es imposible, y así vivo sin ti,
respiro cuando vives y cuando estás aquí,
te fuiste tan rápido y sin poderte decir;


No imagino ni pienso mi futuro acabado,
tú eres mi presente, lo mejor que me ha pasado,
¿entiendes el error que cometiste por tu huida?
¿quién te querrá más que yo hoy en día y para toda tu vida?


Mi imaginación se destruye con el paso de las horas,
ya no me permito pensar qué será de mí ahora,
es tan sencillo como cantar en el día,
tú compones mi canción, eres la melodía.


De qué sirve, de qué vale el amor,
si por un corazón roto se pueden reconstruir dos,
unes cada pieza por cada recuerdo,
te necesito aquí ahora, ni de mí ya me acuerdo.


Palabras tan sencillas que expongo en un papel,
por más que mire al frente mi presente es pared,
una barrera entre tú y yo donde los recuerdos son fotografías,
en las que observo lo feliz que fuimos día a día.


Recuerdo el beso de hace unos días,
se me escapó un 'te quiero', ¿quién diría que luego te irías?
No creo que vuelvas o quizás sí, no lo sé,
yo sigo mirando las fotos de aquella vez.


Si quieres volver sabes que aquí estaré,
prometí y juré que por ti esperaré,
sean besos o caricias que nunca olvidaré,
de aquella semana de verano que aún llevo en mi piel.

jueves, 21 de julio de 2011

                  You are immortal in me







miércoles, 20 de julio de 2011

Un beso

Esa semana la veía despertarse, desayunar, acostarse, hablar, peinarse...
Y a cada rato me ponía muy muy cerca de ella sin que se diera cuenta
para poder tenerla al lado.
Aveces se me ponía la cara triste, y me venía preguntando ''¿pero qué te pasa?''
y me daba terror contestarla lo que realmente me pasaba.
Yo sé cuánto la quiero a ella, pero no sé cuánto ella a mí..
Salimos una noche de fiesta, y yo estaba apoyada a una pared, y vino a mí y me abrazó
por la cintura, vino a mí y se acercó muy suave a mis labios y los besó.
Fue la primera vez en toda mi vida que sentía ese cosquilleo en el estómago,
sentía unas cosquillas suaves por toda la espalda, cuando sus manos acariciaban mi cara y mi pelo mientras seguía besándome.
Era tan raro notar ese cosquilleo en el cuerpo...
Se lo conté a una amiga y me dijo:
- Amor, amor era lo que sentías.

Y no lo desmiento... Hay sentimientos que sólo se experimentan una vez en la vida.
Y sé que ése día experimenté uno completamente nuevo, y fue perfecto sentirlo.

 ♥ ♥

A beautiful summer

Éste 13 de Julio iba a ver a Irene, esperé al verano con muchas ganas
porque sabía que la vería de nuevo.
Quedamos en pasar una semana de apartamento yo, ella y unos amigos.
Me acosté muy tarde ya que de la emoción y la perseverancia  no podía cerrar los ojos,
pero me tumbé y a las horas me dormí.
Me desperté con una alegría excesiva en el cuerpo, cuando pensaba 
'hoy voy a ver a Irene'', aún ni me lo creía.
Hice las maletas y cogí el autobús hacia el apartamento, y llegué en nada.
Esperé en la puerta a ver si la veía, me tiré un largo rato de espera, y aún seguía con la incertidumbre.
Pero me di la vuelta y la vi... Venía con su bikini de la piscina, estaba tan guapa.
Fui corriendo a abrazar a nuestros amigos y esperé a que ella fuera la última para abrazarla con más ganas,
pero la di dos besos, como dos amigas que no se ven desde hace dos días.
No supe como decirla 'hola', tuve que reaccionar lento.
En ese momento supe que empezaba otro de los mejores veranos de mi vida,
junto a ella, aunque esta vez fuera diferente, pero con sólo verla, yo ya estaba feliz.