'> expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 6 de agosto de 2011

Un vuelo hacia Madrid

Hoy me he despertado por la mañana, desayuné, me vestí y me despedí de mi madre,
su beso me transmitió un ''hasta pronto'' antes que a una triste y simple despedida.
Me dirigí a la puerta para salir por ella, recogí mis maletas y dejé caer un alegrado adiós
mientras mi madre me ayudaba a bajar el equipaje.
Se me hacía extraño pensar que me marcharía de la isla, un vuelo con ida pero sin vuelta hacia Madrid.
Apresuré mi marcha hacia la parada de autobús y esperé a que llegara el mío.
No tardó ni un cuarto de hora en aparecer, me subí y me senté en la última fila de asientos.
Puse mi música en alto para evadirme del ruido ajeno de los viajeros,
oía ''Love is my disease'', de Alicia Keys.
Divisé por la ventana el aeropuerto, paró el autobús; ya llegó mi parada.
Bajé y me dirigí a dejar las maletas en la cinta de equipaje y subirme al avión,
y nada más recorrer el pasillo los nervios viajaron por mi cuerpo.
Me senté al lado de la ventana ya que me encanta admirar el cielo,
justo donde me encontraba en ese momento, flotando en él, en todos los aspectos.
Estaba en las nubes, me sentía tan libre... Volaría hacia ella, y aterrizaría en sus brazos.
Y con ese pensamiento me quedé profundamente dormida...

No sabía cuantas horas llevaba durmiendo, desperté en cuanto el avión aterrizó,
recogí mis maletas y salí afuera.
Ya me encontraba en Madrid, adoro esto, sinceramente...
Qué bello es todo, el olor a verano...
Bienvenida a Madrid.
Me sentía una persona totalmente distinta, había conseguido lo que más quería
en el mundo con un simple chasquido de dedos. Podría ver a Irene cuantos días quisiera,
sin dejarla sola nunca más...


Qué pena que esto no haya ocurrido,
ya que los sueños sueños son, y con ellos las ilusiones crecen.
Pero sólo me queda soñar, soñar hasta que todo se cumpla.
Ojalá ocurriera... Ojalá las maletas esperaran en mi puerta con un vuelo hacia Madrid,
verla todos los días que quisiera, nunca esperar meses para volver a encontrarnos,
y nunca más decir ''hasta la próxima vez que nos veamos, Irene'',
sino cambiarlo por un ''hasta mañana, te quiero... Y mucho''


4 comentarios:

Cathiie dijo...

Me gusta tu blog. Te sigo.
Por si quieres pasarte por el mio y dejarme un comentario y seguirme te dejo el link: http://elchicodelsombreromagico.blogspot.com/
Un besazo!^^

Lucía dijo...

Es precioso y te entiendo muy bien... yo también estoy deseando esos viajes a Madrid para ver a mi chica. Llevamos 1 año y a veces la distancia se hace tan duro y todas esas peleas, siempre por lo mismo...que duele. Pero a pesar de todo, de todas las dificultades, aquí seguimos, aguantando.
Me encanta lo que escribes =)

Celia Fernández dijo...

Me gusta mucho tu blog !
Te dejo el mio por aqui.. aunque no llega a ser tan bueno como el tuyo :/
Te sigo! Un petó ^^

Celia Fernández dijo...

http://holdmeandtrustme.blogspot.com/:)