'> expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

martes, 20 de septiembre de 2011

¿Sabes?

Eres resultado de esas preguntas sin respuesta,
eres lágrima de felicidad por recordar momentos pasados a tu lado,
eres esa sonrisa ilógica al pensar en tu rostro,
eres la belleza personificada, eres...
¿Sabes qué?
Eres todo lo que tuve y querré volver a tener toda mi vida.
Eres todo lo bonito del mundo en un mismo ser.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Deberías desde mi punto de vista dejar de pensar en ese viaje a Madrid y hacer un nuevo viaje a tu corazón. Preocúpate por ti, vales mucho, lo demuestras con cada sentimiento que reflejas. Sé que pensando en ti solo quieres tenerla y que sea tuya una vez más, pero es normal, me pasa cada día a mi y millones de personas más. No permitas que esto te mate cada día. Cuando esta historia te trae más lágrimas que sonrisas, lo más lógico es mirar a atrás, a cuando simplemente eras tú, cuando vivir contigo misma era fabuloso y no corrías tras ella para coger su mano y llevarla a tu camino. Confía en aquella que un día solo creía en ella, a la que todo esto mirando desde otro punto le parecería un enfermedad lenta que te mata poco a poco. Quiérete a ti más que a ella, que ese, a pesar de que yo no te conozca, es el único problema. No dejes que ella siga en tus prioridades por encima de ti misma porque así siempre seguirás en este laberinto, que te lleva una y otra vez a ella. Hay más salidas, lo sé. DHG!

Patty Ivanka dijo...

Este comentario me ha llegado muchísimo al corazón.... Es precioso, muchas gracias por ello encanto ♥